CAT | ESP
Actualidad

Activista brasileña denuncia el genocidio de los jóvenes negros

La defensora alerta para los retrocesos en derechos humanos en Brasil

Jueves, 29 de septiembre de 2016

A cada día, 63 jóvenes negros y pobres son asesinados en Brasil. De los cerca de 50 mil homicidios que ocurrieron en 2013, 72% tenían como víctimas personas negras. La probabilidad de un adolescente negro ser asesinado es 3.7 mayor de que de un blanco.

Con estos datos en mano, la activista Valdênia Paulino denuncia el genocidio de la población negra y se dedica a luchar contra la violencia policial en la periferia de São Paulo. “Ninguna comunidad en situación de pobreza escapa de las estadísticas aquí presentadas. En todas ellas hay madres llorando la pérdida de sus hijos”, relata Valdênia. La activista es una de las invitadas de Ciutats Defensores de Drets Humans pero no ha podido venir por motivos personales.

Desde Brasil, ha enviado un artículo en el que pide apoyo para transformar la realidad brasileña: “el saldo de más de 23 mil jóvenes asesinados todos los años no es sólo un problema de Brasil, sino de toda la comunidad internacional, al final, el genocidio es un crimen de lesa humanidad”.

En su carta, la activista alerta a los riesgos de retroceso en Brasil bajo en nuevo gobierno, formado tras la destitución de Dilma Rousseff, y menciona los recortes en gastos sociales y cambios en el currículo escolar. “La lista de retrocesos anunciada es grande, pero lo que más nos preocupa es la intención de rebajar la mayoría de edad penal”, explica.  La activista denuncia que reducir la mayoría de 18 para 16 años sería “promover una política de criminalización y exterminio de la juventud negra y pobre de Brasil”.

Por el fin del genocidio de la juventud negra y pobre en Brasil 
Valdênia Aparecida Paulino Lanfranchi

En cualquier país que vive en un régimen democrático, el derecho de libre movimiento es sagrado. Andar por las calles, estar en las plazas públicas, jugar en espacios abiertos son actividades que vemos todo el tiempo, pero no es lo que sucede en Brasil. 

“Él estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado”, decía el policía a la madre de Alex que lloraba desconsolada sobre el cuerpo del hijo que acababa de ser víctima de homicidio por policías militares. Esa expresión tan utilizada por los policías y a menudo reproducida por la gente, busca justificar lo injustificable, es decir, el genocidio de la juventud negra. ¿Desde cuándo la vida tiene horario y lugar para ser protegida? Todos los días 63 jóvenes negros son ejecutados en este país. A menudo por agentes del Estado, pero también por otros jóvenes atrapados en la criminalidad, materializando la desigualdad socio económica del país y el desinterés por parte de las autoridades con la juventud negra y pobre. 

 No podemos escondernos más detrás de frases hechas, construidas para naturalizar y justificar la violencia cometida contra la juventud negra y pobre de Brasil. ...

Puedes descargar el artículo completo abajo.

Foto: Dawn Turek

Descargas
Artículo: Por el fin del genocidio de la juventud negra y pobre en Brasil (60,68 KB)

Te puede interesar

C. Carrer Avinyó 44, 2n | 08002 Barcelona
T.: +34 93 119 03 72
institut@idhc.org

© Institut de Drets Humans de Catalunya.
Aviso legal | Cookies | ContactoDesarrollo web Space Bits